martes, 3 de febrero de 2015

Sobrediagnóstico, un problema clínico, ético y social



En el sobrediagnóstico hay un diagnóstico inoportuno en el sentido de no ser útil, de ser innecesario y de no ayudar a mejorar la salud del paciente ni en el futuro ni en el presente. En este texto se hace una revisión del problema, con énfasis en el sobrediagnóstico por consecuencia de las actividades preventivas, pero también en otras situaciones como las que conllevan la medicalización de la vida con sus cambios en las definiciones de enfermedad. En síntesis, el sobrediagnóstico no es un error diagnóstico sino de pronóstico. El buen médico hace diagnósticos correctos y sobre todo oportunos; por ello el sobrediagnóstico es una actividad a evitar por el buen médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada