miércoles, 25 de noviembre de 2015

Riesgos de los AINE en pacientes que reciben tratamiento antitrombótico


Conclusiones 
En pacientes tratados con antitrombóticos, el uso de un AINE implica un aumento del riesgo de trombosis, y también del riesgo de hemorragia. Con el fin de evitar esta interacción, conviene:

• Limitar el tratamiento anticoagulante a los pacientes con fibrilación auricular que tengan un riesgo alto de ictus, y evitarlo en los que tienen 1 o 2 puntos en la escala CHA2 DS2 -VASc.

 • Evitar en lo posible el uso de AINE en pacientes con patología cardiovascular, y sobre todo en los que reciben tratamiento con un anticoagulante o con un antiagregante plaquetario.

 • Si es imprescindible el AINE, es de elección el naproxeno, y hay que iniciar el tratamiento con una dosis baja. Diclofenac, aceclofenac y celecoxib deben ser evitados en cualquier paciente con riesgo cardiovascular.

 • Si el paciente toma un AINE, se debe comprobar que realmente le alivia el dolor u otros síntomas en aquel paciente, y establecer la dosis mínima eficaz.

Mira estudio completo aquí


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada