domingo, 18 de octubre de 2015

LIDERAZGO EN MEDICINA DE FAMILIA

Viviana Martínez Bianchi*
Resultado de imagen para dra Viviana Martinez Medico familiar
*Médico Familiar. USA
La Medicina de Familia se sitúa actualmente en una encrucijada singular e importante en su historia. Las reformas de salud y las necesidades de los pueblos exigen la presencia de médicos de familia en cada rincón del mundo y en cada geografía, en pueblitos de montaña y en grandes metrópolis.
En las facultades de Medicina la especialidad trata de avanzar en su merecido lugar como asignatura obligatoria, integrando conocimiento y demostrando el rol importante del generalista a colegas que no la han vivido o sentido con la pasión de quienes ya la practicamos. Lo desconocido es difícil de comprender. Los estudiantes no tienen muy claro de que se trata esto de la Medicina General y Comunitaria y no aspiran a la especialidad. “No la entienden”, pensamos, “no se dan cuenta de su importancia y lo hermoso que es ser médico de familia” decimos.
En las residencias de Medicina Familiar trabajamos intensamente para formar los residentes, a veces puramente dentro de los hospitales, otras veces en la comunidad… sistemas de salud utilizando a los residentes en donde más se los necesita, pero frecuentemente se encuentran con años de estudio y trabajo sin una salida laboral digna.
En las organizaciones de Medicina de Familia que nos unen como miembros y que se dedican a la promoción de la especialidad no encontramos siempre un espacio para promocionarla, defenderla, agrandarla, categorizarla, y abocar por su reconocimiento. Ni logramos un semillero de nuevos líderes que llegarán con su pasión a atraer a nuevas generaciones de médicos de familia.
La Medicina Familiar y Comunitaria se levanta como respuesta a las necesidades básicas de cuidado de salud de comunidades e individuos. Pero como especialidad, aún necesita de quienes la defiendan y la expliquen. Líderes de la Medicina Familiar, profesores, médicos en prácticas de salud pública, residentes, estudiantes, y miembros del equipo de salud deben tomar un papel de liderazgo en la abogacía por los derechos de la salud de las persona y aprender a crear alianzas con una variedad de instituciones e individuos (pacientes, otros profesionales de la salud, organizaciones políticas locales y nacionales, entes privados, departamentos de salud pública, y centros académicos) que son partes interesadas en el sistema de salud. Debemos crear estrategias locales, nacionales e internacionales que nos ayudarán a dar a comprender la importancia de la especialidad.
¿Podemos citar ejemplos claros que promueven al liderazgo en la disciplina? En nuestro trabajo como profesores ¿hemos tenido entrenamiento para ser líderes? Necesitamos mentores que nos muestren el camino, necesitamos formarnos y formar líderes con habilidades directivas para influir y abocar por la especialidad, para ayudar a entender el alcance de la atención que damos a nuestros pacientes, para demostrar el valor de la Medicina de Familia en nuestras instituciones. ¿Sabemos definir lo que hacemos? ¿Lo decimos con seguridad? ¿Caminamos con la cabeza alta orgullosos de nuestra elección?
Si queremos lograr el crecimiento de Medicina de Familia, debemos entender sus triunfos y sus sueños, reconocer obstáculos y desafíos, aprender lo que otros colegas han logrado a lo largo del camino de más de cuarenta años de la especialidad, y prepararnos a comunicar esperanzas y planear estrategias para el futuro. ¿Cómo fortalecer nuestra identidad como Médicos de Familia?; ¿cómo estimular a los estudiantes a acercarse a la Medicina Familiar como una opción de carrera? Como líderes de nuestras instituciones, debemos tomar el compromiso personal de promover nuestra especialidad en todos los aspectos de nuestro trabajo. ¿Listos para esta marcha? ¿Cuándo y cómo empezamos?
*La Dra. Viviana Martínez-Bianchi, estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario en Argentina, y se recibió de médica de familia en la Universidad de Iowa en Estados Unidos. Trabajó en Iowa rural realizando todo el espectro de Medicina Familiar (desde cuidado obstétrico a emergencia y cirugía con un enfoque de Medicina Familiar) antes de dedicarse a la carrera académica y realizó un Postgrado en Educación Académica con Énfasis en el Cuidado de Minorías e Inequidades en Salud en la Universidad de Cincinnati. Actualmente es la Directora de la Residencia de Medicina Familiar de la Universidad de Duke en Carolina del Norte, EEUU. Su programa está dedicado a entrenar médicos de familia que son excelentes clínicos, líderes y defensores de la atención de la salud dentro de la comunidad. Síguela en Twitter: @vivimbmd

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada