lunes, 14 de julio de 2014

Entrevista a Carolina Posada: “Los médicos Familiares mejoran la resolutividad en los Cesfam”



La presidenta de la Sociedad Científica de Medicina Familiar y General de Chile plantea los beneficios para la Atención Primaria de contar con médicos Familiares y las competencias que posee la especialidad.
Carolina Posada, es médico y especialista en Medicina Familiar de la Universidad de Chile. Actualmente se desempeña como presidenta de la Sociedad Científica de Medicina Familiar y General de Chile y directora del Centro Médico Dial Médica, por lo que entrega una mirada del rol de su especialidad en los Centros de Salud y cómo pueden aportar en mejorar la resolutividad de los mismos.
Uno de los aspectos que en ocasiones les juega en contra a los médicos Familiares, es que no se les valida cómo especialistas, en especial por sus pares que son médicos generales, quienes no siempre están seguros del aporte real que ellos hacen en la atención primaria. Ante esto la doctora Posada explica que “en los Centros de Salud Familiar, en los cuales está instalado el modelo, como es el Cesfam San Joaquín, tanto el equipo y la dirección, dan un reconocimiento importante a los médicos Familiares, expresando las ventajas que se ven en cuanto a resolutividad y un manejo integral de los problemas, como también de la satisfacción usuaria”.
“Además hay estudios elaborados por la PUC, que se relacionan con sus habilidades y destrezas, aportando a mejorar la resolutividad, se disminuyen externalidades, como tener menos hospitalizaciones y derivaciones a servicios de urgencia, lo que demuestra las ventajas de contar con médicos Familiares en los Cesfam”, enfatiza la especialista. Uno de los desafíos que debe enfrentar la especialidad es la de incrementar la cantidad de egresados de medicina Familiar, puesto que “es una especialidad que no es tan conocida, pero cuando atienden en sus Centros de Salud, generalmente tienen una muy buena tasa de consultas, es decir, se llenan sus agendas, sus pacientes lo siguen y por ende, son demandados”, afirma la presidenta de la Sociedad Científica de Medicina Familiar y General de Chile.
Asimismo la doctora Posada reconoce que “tenemos una carencia en difusión, por eso la Sociedad de Medicina Familiar, en conjunto con el Ministerio de Salud estamos trabajando para que se haga un reconocimiento real a la medicina Familiar cómo especialidad en la atención primaria, tanto en la parte pecunaria como en la validación con las otras especialidades. El proceso de formación, es complejo, porque se debe integrar muchos conocimientos distintos y de habilidades psicosociales”.
Respecto a la cantidad de médicos Familiares existentes en el país, la especialista indicó que tienen contabilizados aproximadamente 600 médicos familiares y el incentivo del Ministerio es formar 500 por año, es decir 2000 nuevos médicos familiares. Lo otro que esperan realizar es la validación mediante la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (Conacem), tratando que más médicos se validen por esa vía, pero está en proceso de evaluación porque hay que pensar cuáles son los criterios, porque no es la idea bajar la calidad de los médicos. Los médicos Familiares también tienen un nicho importante en áreas de gestión, de dirección de Cesfam o de centros médicos privados. También pueden realizar labores de otras especialidades, siendo en el caso de oftalmología, revisar el fondo de ojo y en traumatología, hacer infiltraciones.
Incremento salarial
En relación a la propuesta de la Ministra de Salud, Helia Molina, que se les incremente el sueldo a $3,2 millones brutos, expresó que “trabajamos activamente en eso, estamos comprometidos en difundir esto, para que así más médicos familiares lleguen a la atención primaria, porque varios de ellos están en el sector privado y evidentemente que el incentivo económico es importante. Sin embargo, no es lo único, hay temas que tiene que ver con las modalidades de trabajo en los consultorios, el acceso a capacitación, a realizar otro tipo de actividades como de gestión”.
La nueva política impulsada por el Ministerio, es para la especialista “un reconocimiento a los médicos familiares, cómo los especialistas en la atención primaria, ya que es el médico que mejor manejará a los pacientes, debido a que se quedará trabajando en el Centro de Salud, a diferencia de los médicos generales, quienes normalmente están de paso”.
Por último, consultada la doctora Posada por cuál debiera ser la mirada que se debe entregar a la Atención Primaria, indicó que “lo que pensamos es que se debe dejar de hablar de la atención primaria enfocándose en un consultorio, sino que debe plantearse como una estrategia que incluye a todos los niveles, siendo importante que se den los tiempos dentro de los equipos de reunirse y de pensar nuevas estrategias, para coordinarse mejor y que no sea sólo atender pacientes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada