miércoles, 29 de julio de 2015

Proclama por la Salud de los Pueblos y del Planeta


Resultado de imagen para 4 congreso de medicina familiar iberoamericano
 Los participantes del 4° Congreso Iberoamericano de Medicina Familiar y Comunitaria, reunidos en Montevideo, del 18 al 21 de marzo de 2015 bajo el lema Calidad y Equidad en el Cuidado a la Salud, proclamamos nuestra voluntad indeclinable de contribuir a la salud de los pueblos iberoamericanos y del mundo entero aportando nuestro trabajo, conocimientos, fuerza y entusiasmo para que todas las personas, cualquiera sea su credo, etnia, género, condición socioconómica, lugar de vida, orientación sexual, accedan al derecho a la salud y a una atención digna y de calidad. Iberoamérica vivó una diversidad de procesos políticos y sociales marcados por la destrucción, la alienación y el saqueo desde la etapa de la colonización, luego las dictaduras generadoras de dolor, y continuándose por el paradigma neoliberal.

 La salud de los pueblos se ha visto afectada en este proceso donde pasa a ser propiedad de unos pocos privilegiados y luego un bien del mercado. Seguimos en la búsqueda de avanzar en la salud como un derecho humano. Sabemos que estamos lejos aún de poder garantizar este derecho a las sociedades.

 Reconocemos en los y las jóvenes, que son el presente, una fuerza constructora y desde su mirada, un motor para los cambios necesarios. Precisamos formarnos principalmente en el primer nivel de atención, con abordaje de salud familiar y prácticas comunitarias e intersectoriales con participación social.

 Llamamos a la enseñanza-aprendizaje en procesos insertos en la vida y la historia de los pueblos desde un intercambio de saberes entre lo académico y lo comunitario. Nos preocupan y ocupan los problemas de salud que afectan a nuestras poblaciones y también los que viven los trabajadores de la salud. Si cuidamos de nuestros pacientes, ¿por qué no cuidar de nosotros mismos?

 Promovemos la investigación en el Primer Nivel de Atención y en la comunidad como una estrategia para mejorar la calidad de la atención de salud y para poder avanzar en propuestas adaptadas a la realidad y necesidades de la región. Debemos redoblar los esfuerzos en nuestros países para garantizar la cobertura universal que trascienda los aspectos técnicos del financiamiento sanitario e incorpore los principios de equidad, calidad y solidaridad en el derecho a la salud y en la responsabilidad de los gobiernos para establecerla.

Estamos profundamente comprometidos en un cambio de paradigma en la salud hacia la atención centrada en la persona y sus necesidades, reconociendo a la salud como medio para el desarrollo pleno del ser humano, protegiéndolo de intervenciones médicas innecesarias que pueden responder a intereses del mercado, evitando la sobremedicalización, apostando a realizar sólo las intervenciones éticamente aceptables y científicamente probadas.

Llamamos a consolidar la participación ciudadana en la salud como un derecho que promueve la acción de los actores sociales en la toma de decisiones y gestión pública de la salud para incidir en los determinantes sociales de la salud con igualdad y equidad. La Medicina Familiar y Comunitaria y la Atención Primaria en Salud son una herramienta clave para el desarrollo y la manutención de la salud de los pueblos.

 Estamos convencidos y la evidencia científica lo muestra, de que sólo a través de sistemas y modelos de atención basados en la atención primaria de la salud, que incorporen a la medicina familiar y comunitaria como parte fundamental, se podrá avanzar rápidamente a esta meta. Por ésto, promovemos una proporción de al menos un 50% de especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria en los sistemas de salud de Iberoamérica, y que este valor sea un indicador para el alcance de la Cobertura Universal.

No se puede pensar en avanzar en el cuidado de la persona si al mismo tiempo no se incluye el cuidado del ambiente, entendiendo al ser humano desde su complejidad en interacción con su entorno y con el planeta todo. Es por eso que queremos incorporar y hacer nuestro el concepto de Salud Planetaria; Salud Planetaria es una actitud hacia la vida y una filosofía para vivir. Enfatiza en la gente, no en la enfermedad, en equidad, no en la creación de sociedades injustas. Es por eso necesaria una urgente transformación que requiere de nuestros valores y prácticas basadas en el reconocimiento de la interdependencia e interconexión.

 Necesitamos una nueva visión de acción democrática y cooperativa en todos los niveles de la sociedad y un nuevo principio planetario de bienestar para cada persona en esta Tierra-un principio que afirme lo que debemos conservar, sostener y que genere resiliencia al sistema planetario y humano del cual depende nuestra salud dando prioridad al bienestar del Todo. ¿Porque la tierra esta enferma? por la superexplotación de nuestra cultura productivista y consumista que nos genera enfermedad ya que somos la porción consciente, inteligente y cuidadora de la madre tierra y en la medida que generemos cuidados para ella, creamos salud en los pueblos y en nosotros mismos y haremos la madre tierra mas sana y proovedora de todo lo que necesitamos, nosotros y el resto de los habitantes del planeta. Esto es algo en lo que todos los médicos de familia y comunidad de Iberoamérica podemos contribuir, sabiendo que un mundo mejor es posible para todos. Porque si es bueno sólo para algunos, no es bueno para nadie. Montevideo, 21 de marzo de 2015. 4°Congreso Iberoamericano de Medicina Familiar y Comunitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada