lunes, 20 de octubre de 2014

La Medicina Familiar como especialidad de la Atención Primaria de Salud (APS)

La Medicina Familiar como especialidad de la Atención Primaria de Salud (APS)
Dr. Marcelo Müller Ramírez


Los que trabajamos en APS, en más de alguna ocasión hemos escuchado frases como: “Doctor, le voy a quitar tan sólo unos minutitos; necesito una interconsulta para el especialista…”, “llevo un año esperando la interconsulta y aún no me llaman…”, “me gustaría seguir mis controles en este Centro de Salud, pero lo malo es que no hay especialistas”, “siempre me cambian de médico y tengo que estar explicando mis problemas todas las veces”. Estas y otras palabras oímos a diario de parte de nuestros pacientes; por lo tanto se hace necesario implementar un sistema que entregue mayor resolutividad a la Atención Primaria. Dentro de estas medidas surge la idea de formar más médicos de familia, que puedan permanecer trabajando en los Centros de Salud Familiar (CESFAM) y así poder dar continuidad a la atención de los pacientes y su entorno.

Es necesario crear políticas públicas que empoderen a la APS, para dar soluciones más concretas y poder descongestionar el nivel secundario de atención. Además, se debe crear conciencia en los pacientes, que estos nuevos especialistas del CESFAM, estarán más capacitados para acompañarlos en su proceso de salud-enfermedad a lo largo de todo su ciclo vital, dejando en claro que de igual forma existirá la referencia y contra referencia con las otras especialidades del nivel hospitalario cuando sea necesario.   

Debemos tener una buena preparación como Médicos de Familia, tratando de rescatar lo esencial de cada especialidad, con énfasis en la promoción y prevención de salud, poder desarrollar trabajos de investigación, fortalecer el trabajo en red, garantizar la continuidad de la atención, formar parte de un equipo gestor y de cabecera para el grupo familiar. En definitiva, demostrar con evidencia que el trabajo realizado por el especialista, entre otras cualidades, posee gran eficiencia y por lo tanto es de gran calidad.


Finalmente al intentar responder otra de las interrogantes de una paciente: “Doctor en mi  casa estamos todos enfermos, fui la única que alcanzó hora con usted, mi hijo que está metido en las drogas lo verá otro médico y mi esposo que está sin trabajo tuvo que ir al hospital…¿podremos atendernos alguna vez todos con usted?...”. Con las actuales condiciones en la APS es imposible asegurar la atención y seguimiento a todo el grupo familiar; sin embargo con el modelo que se necesita implementar, con Médicos de Familia como especialistas de la Atención Primaria, podría tranquilamente responderle: “sí señora, conocemos a su familia, sabemos cuáles son sus dificultades, nosotros los seguiremos atendiendo, como equipo de salud tenemos las herramientas necesarias para intentar ayudarlos y solucionar en conjunto sus problemas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada