viernes, 14 de octubre de 2016

Un dolor de cuello…

















Aporte de Dra Carolina Coral ,médica familiar Colombia

Stiven vino a la consulta. En ese momento tenía 22 años.
Le solicité al Médico Interno que por favor interrogara al paciente, mientras yo asistía a otro estudiante en el consultorio contiguo.
Transcurridos 15 minutos reingresé al consultorio.
-          Cuéntame por favor, ¿por qué viene hoy Stiven?
-          Doctora, sólo le duele el cuello.  Lo revisé, pero no se ha golpeado, sólo le duele cuando le muevo el cuello, creo que es un espasmo. 
-          ¿Algún otro hallazgo durante la anamnesis o el examen físico?
-          No, sólo eso.
Me dirigí nuevamente a Stiven, quien escuchaba atento mi conversación con el interno.
- Stiven, por favor, cuéntenos ¿qué cree que usted que está provocando el dolor en su cuello?
- Doctora, no he podido dormir bien.
-¿Por qué no ha podido dormir bien?
- Tengo pesadillas…
-          Stiven, ¿Qué es lo que usted sueña?
-          Sueño con las personas que he matado.
-          ¿Por qué ha matado personas?
-          Yo era paramilitar, secuestrábamos, extorsionábamos y torturábamos personas entre varios. Ese era mi trabajo ¿Sí ve? Luego, mi novia quedó en embarazo, ella tiene 18 años y ya no quise seguir más con esa vida. Mis amigos al notar que ya no quería seguir en el grupo me sapearon y caí en un allanamiento. Me llevaron preso por un año, ya que declaré en contra del grupo para reducir la pena. Como retaliación, secuestraron a mi hermano, lo torturaron y decapitaron. Enviaron la cabeza a mi casa y me llamaron a la cárcel, diciéndome que mientras lo torturaban, lloraba como una nena. ¡¡¡Sólo quiero matar a esos hijos de puta!!! … Mi abuelo murió de pena moral mientras yo estuve retenido.
Me he querido matar, una vez iba a tomar veneno, pero no lo hago por mi hija; sólo quiero vengarme y matarlos a todos por lo que me hicieron, se llevaron a mi hermano y por mi culpa mi abuelo se murió.
Tras un momento de silencio y llanto, Stiven manifestó que se sentía impotente.
-          Stiven, ¿usted ha consumido drogas?, ¿Se ha dado en la cabeza?
-          Sí, he consumido de todo, marihuana, basuco y cocaína. Ahora sólo fumo marihuana, me siento más tranquilo y no la he podido dejar.
-          ¿Alguien más en su casa consume drogas?
-          Sí, mi padre, aunque él ya se perdió, ahora anda de vagabundo, duerme en la calle, no sé más de él. Porque se fue, me crió mi abuelo.
-          ¿Alguien en su casa padece de locura o de una enfermedad mental?
-          Sí, mi padre tenía esquizofrenia.
-          Stiven, ¿usted escucha voces? Sí, muchas veces…
-          ¿Qué le dicen las voces? Que mate, que me mate…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada